La España de Zapatero

7 noviembre 2009

Se puede opinar o se pueden dar datos. Y, a veces, los datos son más elocuentes que la opinión.

¿Cómo es la España de hoy, la España de Zapatero?

Es una España de paro galopante, de destrucción de empleo, de desprestigio de la política, de desprestigio de los partidos, sean éstos el partido del Gobierno o el partido de la oposición.

¿Es esto una opinión? Lamentablemente, no. Esto son datos.  

Primero, la España económica, tal como la retrata el Banco de España en su último informe, es una España de paro galopante y de creciente destrucción de empleo. Y no era así antes de la llegada de Zapatero al poder.

Y esto es un dato (o un gráfico, extraido del informe del Banco de España)Paro_y_empleo_en_España:

Es un dato -no una opinión- que el paro parecía que iba -por fin- a romper hacia abajo la barrera del 10%.

Es un dato que el empleo crecía, y que lo hacía  a un ritmo medio del 5%.

Y es un dato que eso dejó de ser cierto en 2006, sólo dos años después de que Zapatero se hiciera cargo del Gobierno; pasó a ser mentira en 2007, cuando se negaba rotundamente la mera posibilidad de la crisis, y es hoy una quimera cuando el desempleo se acerca al 20% de la población activa y el empleo se destruye a una tasa cercana al 10%.

Zapatero ha logrado empobrecer a España muy deprisa, pero no acaban ahí sus logros.

Con la economía hundiéndose, la confianza ciudadana en la política se ha avaporado.

Pero tampoco eso ha sido fruto de un día.

Es el resultado de una demolición que se ha producido de forma sistemática durante los últimos cinco años y medio. Una demolición en la que, lamentablemente, no sólo ha participado el Gobierno socialista.

El CIS lleva años retratando el hundimiento de la confianza ciudadana en la política mes a mes. Ha saltado a la opinión pública hace pocos días, cuando el hundimiento ha hecho sonar las las alarmas al ver cómo los políticos se han convertido en un “problema” para los ciudadanos.

Pero los datos muestran que el hundimiento empezó mucho antes:

cis octubre 2009 valoración sistema político

Para los que no estén familiarizados con los gráficos, una breve explicación de éste que realiza el CIS  y que los periódicos nunca atienden.

La línea roja muestra la confianza de los ciudadanos en el Gobierno. La línea gris, la confianza ciudadana en la oposición. Y la línea azul, la confianza de los ciudadanos en el sistema político.

Es lógico que la línea roja (la confianza ciudadana en el Gobierno) vaya por encima. Y sería lógico también que cuando la oposición mejora a ojos de los ciudadanos, ello ocurra en detrimento de la confianza que la gente tiene en el Gobierno.

Eso ocurría, en líneas generales, hasta 2004.

Las mejoras en la opinión ciudadana del Gobierno iban en detrimento de la oposición. Y viceversa. Cuando mejoraba la opinión sobre la oposición, empeoraba la que se tenía en el Gobierno. El resultado era que, en términos globales, la confianza ciudadana en el sistema político estaba en el entorno del 50.

Parece razonable.

Eso ocurrió hasta 2004. La victoria de Zapatero insufló una confianza en la política insospechada. Y tan fugaz como insospechada. Desde entonces no ha dejado de caer.

Pero hay una novedad. Las pérdidas de confianza en el Gobierno van acompañadas, de forma paralela y siempre hacia abajo, con pérdidas de confianza en la oposición.

Y seguimos bajando.

El tobogán por el que empezamos a despeñarnos en 2004 ha acentuado su pendiente a partir de 2008. Y hoy, esa confianza media del ciudadano en el sistema es de sólo 35. Y 35 es un 30% menos que 50.

Es decir, la confianza en el sistema político es hoy, con Zapatero, un 30% más baja que la que tenían los españoles cuando gobernaba Aznar.

Y esto  tampoco es una opinión. Es un dato.


La andalucización de la política zapateril

10 abril 2009

 

El mejor resumen del motivo de la crisis de Gobierno la da este gráfico. Es la evolución del paro registrado desde 1997 en tasa de variación interanual. Se ve claramente cómo el paro empezó a crecer en 2007, cómo en marzo de 2008, cuando se celebraron las elecciones y Zapatero decía que no había crisis, el paro ya crecía a toda velocidad, y cómo se ha disparado en el último año.

paro-marzo1

 

Pero que crezca el paro no quiere decir, ni mucho menos, que el PSOE piense en perder las elecciones. Es decir, se puede tener la mayor tasa de desempleo de toda la OCDE: más del doble de la media de la OCDE y el doble de la media de la Unión Europea, y que no pase nada.

Los datos no son invención, son de la OCDE (Spain: 15,5%… y eso que los datos son de febrero):

cuadro-paro-ocde

Un ejemplo: Andalucía.

Manuel Chaves deja Andalucía con un récord de 800.000 parados registrados en marzo, un cuarto de millón más que hace un año, cuando se celebraron las elecciones que dieron la victoria a ese Zapatero que negaba la crisis, y revalidaron el mandato del eterno Chaves andaluz.

Andalucía es la comunidad autónoma que más parados aporta al récord de Zapatero, que en marzo de este año logró sumar un total de 3,6 millones de parados, es decir, 1,3 millones más que hace un año, cuando revalidó su cargo como presidente del Gobierno.

Y Manuel Chaves es el gran fichaje del nuevo Gobierno de Zapatero. Es el hombre del “peso político” del nuevo Gobierno. Fue el ministro de Trabajo de la  huelga general de 1988. De ahí se fue a Andalucía, quizá con la decisión de que los sindicatos no le volvieran a convocar ninguna huelga. Y lo ha conseguido: casi 20 años en el cargo de presidente de la Junta, la tasa de paro por las nubes y creciendo, pero sin grandes protestas sindicales. Toda una lección para quienes quieren salir de la crisis: ¡con lo bien que se vive instalado en ella!

La foto la habrán visto hoy en El Mundo. Es una imagen de Manuel Chaves, hoy flamante vicepresidente tercero, trabajando en una playa de Huelva. O llevándole la contraria a su vicepresidenta primera. O explicándonos una de las claves de su nombramiento…

chaves-portada-mundo2


Fin de semana… de reflexión

27 febrero 2009

Estuvo circulando por Internet, lo sacaron los de la Sexta y ahora está en Youtube. Pero, sobre todo, es ingenioso. Y muy adecuado para un fin de semana… de reflexión.

Pues eso, a reflexionar.

Bueno, tampoco hay que reflexionar tanto. Esto, por ejemplo, circula por Youtube desde octubre de 2007. Y sigue siendo perfectamente actual.

Seguro que ya lo habíais visto, pero just in case.


El despeñadero de la recesión

12 febrero 2009

El INE (Instituto Nacional de Estadística) ha confirmado que España entró en recesión en el último trimestre de 2008. Entró en recesión porque el año pasado acumuló dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo.

pib-banco-de-espana1

Pero no empezamos a despeñarnos por el abismo de la recesión de repente.

El INE y el Banco de España confirman que la economía española se lanzó cuesta abajo y sin frenos por el tobogán de la crisis a mediados de 2007. Hace más de año y medio. Es decir, antes incluso de que Zapatero se pavoneara de estar en la Champion League del crecimiento mundial; cuando presumía de que estábamos por delante incluso de Italia y quien sabe si también de Francia.

Ahora que vamos en picado por el despeñadero de la recesión, los propios datos del Gobierno muestran que lo sabían, no sólo porque estaba en la obligación de saber sino porque así lo evidencian los datos oficiales. Además, estamos en caída libre porque el Gobierno socialista no quiso ver que la crisis avanzaba de forma acelerada desde mediados de 207, porque el Gobierno socialista negó la crisis, y porque el Gobierno socialista buscó desprestigiar a todos los que intentaban avisar del desastre para ponerle freno antes de que -como ahora vemos, fuera demasiado tarde.

Y es que ya hemos visto demasiadas mentiras…


El corazón de Europa expedienta a Zapatero

11 febrero 2009

Socialista contra socialista. Kramer contra Kramer. Almunia contra Zapatero. ¿El motivo? Las mentiras del jefe del Ejecutivo; los excesos de gasto público del optimisma antropoilógico; el défict público insostenible en el que ha incurrido el peor Gobierno que ha tenido España; el incumplimiento de los compromisos adquiridos con Europa por parte del gran propagandista del europeismo más hueco.

El resultado es que Bruselas ha expedientado a España. ¿El motivo? Que el Gobierno socialista va a incumplir -más allá de lo razonable- el compromiso de máximo déficit público que permite Europa para tener al euro como moneda.

Es cierto que con el anterior Gobierno socialista, allá por 1996, España tampoco cumplía las condiciones para ingresar en el euro: el déficit y la falta de seriedad y de eficacia en política económica  no son cosa nueva; Solbes tampoco lo es.  

Pero hace 10 años, con Aznar como presidente del Gobierno, España logró reconducir una pésima herencia económica para, en un tiempo récord, cumplir todas las condiciones para ingresar en el euro. Y en estos diez años, el euro -la moneda única europea- ha sido un impresionante motor de prosperidad para España. Pero había que cumplir sus reglas.

Hoy, con otro Gobierno socialista, Europa anuncia que va a expedientar a España por incumplir las reglas para estar en el euro. Las cumplíamos hasta que Zapatero mostró que “hay otra forma de gobernar”: ésa que condena al paro a 7.000 persona al día y que lo deja todo tan negro que ahora “no se ve la luz al final del tunel”.

Eso sí, ahora pide a la oposición que “arrime el hombro”. ¡Lo que haga falta con tal de que él pueda eludir, con todo optimismo, sus responsabilidades!

¿O no era eso?


La “cuneta” de Zapatero

10 febrero 2009

grafico-el-mundo3

Zapatero tiene demostrada querencia a las cunetas. Dedicó su primera legislatura a levantar cunetas, a reabrir heridas de convivencia, a enfrentar a unos españoles con otros. Tan ocupado estaba en esa agenda suya de ganar con efectos retroactivos la guerra de su abuelo que se olvidó de gobernar. No le importó nada ver cómo España pasaba de tener un endeudamiento con el exterior del 3% a otro de más del 10%, que ahora se vuelve insoportable para la economía española. Él estaba a sus cunetas. 
 
Y ahora, cuando la crisis significa para España el doble de paro que la media europea, más desempleo que cualquier país comparable (y no comparable) de la Unión Europea, de la OCDE, del mundo en fin, él vuelve a su querencia por las cunetas. Eso sí, para decirnos que nadie quedará en la cuneta.
 
Señor presidente, ¿dónde ha dejado usted entonces?:
–a los 3,3 millones de parados que (pese a los maquillajes estadísticos) hay ya en España; ojo, sin maquillaje son 3,7 millones.
–al millón de parados que no reciben ningún subsidio de desempleo
–a las 830.000 familias que tienen a todos sus miembros en el paro
–a los 7.000 personas que cada día pasan a engrosar las filas del desempleo
–a los 400.0000 jóvenes menores de 25 años que están en paro.
¿Dónde ha dejado todas estas personas, si no es en la cuneta?
 
Posiblemente las ha dejado, como en esta viñeta que circula por Internet, al fresco: 
 

n106331680386_5605887_74261Aunque quizá esta tarde, en el Congreso de los diputados, nos explique otra cosa


La gran recesión

28 enero 2009

 

el desplome del PIB en España

el desplome del PIB en España

 

No sólo son los 3,2 millones de parados. Ni que más de 800.000 familias tengan a todos sus miembros en el paro.
No. Es que, además, el desplome del PIB en España nos lleva a la mayor recesión de nuestra historia reciente. No es comparable con la crisis del resto de Europa.
Tal como muestra el propio Banco de España, el descalabro es aquí excepcionalmente acelerado.
Aún más, a los sombríos datos del Banco de España, el Fondo Monetario Internacional añadió un poco más de pesimismo: prevé que la recesión continúe en España también en 2010, después de que nuestros socios europeos ya estén saliendo de la crisis.
Ésta, lamentablemente, es la España que nos va a dejar Zapatero.