Educar con el ejemplo

25 septiembre 2009

foto familia zp

 

Es perfectamente comprensible que el señor presidente del Gobierno haya intentado censurar la foto más vista en Internet durante los últimos días. Perfectamente lógico.

A ningún padre de familia le gustaría saber que sus hijas adolescentes están faltando a clase nada más empezar el curso con la excusa de que “les ha salido una excursión gratis total” a Nueva York. Y menos aún le gustaría que se supiera que el promotor de los “novillos”  de las niñas es él mismo, su poderoso progenitor.

En estos días de inicio del curso escolar proliferan las iniciativas para informar inmediatamente a los padres de las ausencias injustificadas de los escolares utilizando mensajes por sms, llamadas, correos electrónicos… ¿Qué ocurre cuando el promotor de las “pellas” es papá? Pues, entre otras cosas, que resulta evidente la importancia que da papá a la educación de sus niñas y, en razón de su cargo, de todos los niños y adolescentes españoles: aunque eso lo dejó muy claro cuando se estrenó en el cargo con la supresión de la Ley de Calidad de la Enseñanza.

¡Cómo nadie puede pretender que papá les diga a sus niñas cómo deben vestirse para ir a ver al Presidente de los Estados Unidos si no les ha dicho que deben ir al colegio cuando hay colegio en lugar de aprovechar la excursión gratis total para pasar una semana de fiesta en Nueva York!

Luego podemos desviar la atención para hablar de la protección de la intimidad de las niñas. Pero lo obvio es que su intimidad habría quedado perfectamente cubierta si hubieran estado haciendo lo que era su obligación, que es la que tienen todos los escolares de su edad: estar en el cole atendiendo a clase en lugar de apuntarse a la excursión gratis total con su poderoso papá para ver Nueva York.

Anuncios

¡Y no es antiamericano!

21 enero 2009

 

Barack ya es el presidente Obama. Podemos verlo  y leerlo . Incluso podemos verlo en español.

Y después de verlo y leerlo: en inglés, en español, o como se quiera, hay algunas cosas que quedan claras. Dice “nación” siete veces, y no porque esté hablando de siete (ni de diecisiete) naciones estadounidenses, sino porque resulta que no es antiamericano. Defiende el patriotismo un par de veces y la libertad cinco; invoca a Dios también cinco veces y otra más a las sagradas Escrituras; dice que su país está en guerra contra el terrorismo…
Eso sí, aquí nos han contado que es socialdemócrata. A ver si los socialistas de por aquí se empapan de todas esas virtudes “socialdemócratas”.